lunes, 27 de marzo de 2017

EL VIAJE...

No esperes que todos entiendan tu viaje, especialmente si nunca han tenido que recorrer Tu Camino.
               

lunes, 20 de marzo de 2017

LAS MUJERES DE LA NUEVA ERA...

Una energía femenina y pura ha comenzado a despertar en el Planeta Tierra. Energía que hemos llevado siempre en nuestro merkabá, marcada en la improntas, solo que ahora estamos destinadas a despertar, porque nosotras así lo decidimos y lo elegimos antes de llegar a este dulce lugar llamado Tierra. Hoy voy a hablarte acerca del despertar de la energía femenina en el Planeta Tierra. Ni que todavía nos queda mucho por andar, las Mujeres por regla general no se rinde ante nadas, somos grandes motivadoras de estos nuevos tiempos, y estamos aquí para algo más. ¿Para iluminar la vida y ayudar a GAIA a dar el paso final entre la vieja y la nueva energía? Posiblemente estarás pensando, ¿Qué tengo que ver yo como mujer, en esta nueva realidad que se abrirá?. Déjame decirte algunas cosas que quizá hayas olvidado.
Tu eres el espíritu de GAIA, tu y GAIA están aliadas por algo mas fuerte que el simple hecho de caminar por su suelo, tu llevas a nivel celular una impronta que te une a ella de una forma muy especial, que es una forma de comunicación de “vida” que tienes con ella. Tu espíritu, tu nobleza, es inquebrantable como una roca, es dulce y puro como el rocío en la pradera. Y todo eso es lo que te une al espíritu dulce y femenino que es: GAIA, la Madre Tierra. Piensa que tu y ella dan a luz la vida…hay algo especial que nos une, con ella, ya que ambas vivimos el sentimiento de dar a luz, y dar vida.
Nosotras  damos a luz la vida de una forma encantadora, maravillosa, tu eres el sostén de la vida en este planeta tierra; y así mismo GAIA es el sostén de la vida en todo el planeta; GAIA es el espíritu y chispa divina que da a luz cada flor, que hace abrir cada capullo y toda vida silvestre que se desenvuelve en todo su entorno. Ambas tenemos propósitos iguales, y es el de “dar a luz la vida”. Y ahora que sabes todo esto y puedes darte cuenta que tu y ella tienen algo especial. La “Madre Tierra” tiene que ver con tu espíritu alineado al de ella, ambas somos madres.
Todas ustedes y GAIA, son las madres iluminadoras de esta nueva era, son las madres que enseñan, educan y guían a la humanidad hacia una vibración de amor, ese es tu trabajo, juntas con todas las mujeres del Planeta Tierra. Tendrás que tomar conciencia de que tu tienes un poder especial con GAIA, que tienes propósitos parecidos y que eso hace que la nueva energía femenina y la nueva era de luz se abra la “Era de Acuario”. Acuario es el signo de la feminidad. Acuario es el signo de la pureza, la magia, el despertar de los poderes psíquicos, olvidados y la magia que ustedes tienen, amadas mujeres de la nueva era, has llegado hasta aquí con un solo fin, un solo propósito de amor que es.
 “Despertar”. De eso se trata, ese es el magnifico viaje que has venido a realizar, ese es el retorno al hogar, a la fuente infinita de divinidad que se esconde en ti. Cuando miras a los ojos a los hombres, puedes ver el reflejo en ellos de tu misma impronta; ¿lo has notado?. Todos somos iguales, todos somos Uno. Somos una gran familia los humanos, es hora de despertar, es hora de comenzar a brillar. Este es el camino, tu eres tu camino, tu misión y tu verdad debes prepararte para transitar ese camino de amor, pasión y libertad. El espíritu te ama, te honra por haber llegado hasta aquí.¡Tu vida es luz!.
                                 

sábado, 11 de marzo de 2017

EL MAR ESTA EN TI

El mar esta en ti.
Como un manantial de sentir, de Ser.
El océano acepta todas sus olas.
En un nivel más profundo,
la tristeza, el miedo, el dolor,
tus anhelos y inquietudes
es realmente el océano disfrazado.
 Los pensamientos y las sensaciones
son como olas, en el vasto océano que eres.
 Con las mareas del océano, las olas se elevan.
Caen, rugen y se disuelven en espuma,
y la inmensidad del océano
abraza a cada una de ellas.
 Siempre hay espacio suficiente en ti.
Sí abrazas todo lo que hay en ti.
Solo tienes que permitir,
que la vida se mueva a través tuyo.
Tanto la alegría como la tristeza,
el aburrimiento como la felicidad.
 El océano no tiene elección, el océano
es todas y cada una de sus olas,
no hay ninguna separación.
Nada está escondido, todo esta en ti
No hay Tú y Yo.
Yo soy lo que tú eres.
Tú eres lo que yo soy.
Olas del mismo océano.
Nos movemos como Uno.
Somos Existencia Divina Consciente. 
Cristina
                               

jueves, 2 de marzo de 2017

FAMILIA CÓSMICA...

La compresión de nuestra existencia siempre nos ha llevado a un sentimiento de soledad y vacío. En determinados momentos en la vida aquí en la materia, sentimos fuertemente una nostalgia que nada tiene que ver con los acontecimientos materiales
¿Que es esa nostalgia, y de donde viene? 
Existe un sentimiento que subyace en nosotros, que se reconoce como "echar de menos", "echar en falta" algo o alguien que no se sabe muy bien que es, pero que si sentimos claramente que es algo muy nuestro, que nos pertenece muy profundamente. A veces, esta nostalgia toma la forma de sentimiento de echar de menos un lugar, al que identificamos como nuestra verdadera casa, un sitio del que nos sentimos parte de el y en paz y a la vez, nos sentimos en unidad con el. Otras veces, podemos echar de menos a alguien, no sabemos muy bien quién es. Pero si sentimos claramente que es alguien muy afín a nosotros. Puede ser un ser, o pueden ser varios seres, o todo un grupo de seres, a los que identificamos como "nuestra verdadera familia", en nuestro interior.
  ¿Qué es todo esto? ¿ A qué se debe? 
No tiene nada que ver con las experiencias materiales, no buscamos un sitio físico, ni buscamos a alguien especifico, es algo más que eso, aunque a veces pueda derivar en una búsqueda material o personal cuando no se ha entendido o identificado bien. Pues bien, esa nostalgia tiene una explicación muy clara: Todos nosotros estamos aquí en un cuerpo físico tridimensional desterrados y alejados momentáneamente de nuestra verdadera naturaleza que es Luz, y Amor. Todo esto se olvida al ingresar a la tercera dimensión. Pero la intuición queda profundamente grabada. Esa intuición, al pasar por el filtro de la personalidad, nos trae parte del recuerdo, que nos falta. Algo como que nos falta alguien, y que no somos de aquí, es decir de la tierra, o al menos del plano tridimensional. 
Empezamos a recordar que no podemos ser sólo esto que vemos, sino que somos mucho más, incluso, de lo que intuimos. Hay momentos en la vida, en los que nos sentimos especialmente sensibles al llamado de la verdad que habita en nosotros, y cuando ese llamado llega, no entendemos. Nos sentimos desgraciados y no sabemos exactamente por qué. Nos sentimos vacíos sin saber que es lo que nos está faltando. La vida se convierte así en diferentes maneras de tapar, de poner parches en ese vacío existencial que sentimos. A veces, echamos en falta nuestra casa, nuestro verdadero hogar, es decir, nuestro origen cósmico. 
Y es que sentimos claramente que no pertenecemos a este mundo, que se nos presenta como un conjunto de seres y de acciones muy lejanas de nuestra verdadera naturaleza. Empezamos a recordar que no podemos ser sólo esto que vemos, sino que somos mucho más, incluso, de lo que intuimos. Somos ciudadanos del universo, estamos de paso, viviendo una experiencia en la tierra, y todos somos infinitamente amados.
                                                                                                                                         

domingo, 26 de febrero de 2017

BAILAR ES...

Bailar es jugar a ser magos del destino,
Es volar con letras que forman un sentido.
Bailar es ser una con el mundo.
Es comprender lo que aún no se ha comprendido.
Bailar es desplazarse por un aire sin tiempo,
fundirse con el otro o con uno mismo,
desprenderse de ataduras o dolores.
Bailar es amar el alma,
dejar que nos dirija,
expresarse con el cuerpo,
determinarse en la pista,
despojarse de todo duelo,
olvidarse de todo trueno, de todo mal.
Bailar es ser una con el Son.
Es sentir la libertad de entregarse.
Es perder el miedo y dejarse ir,
es soñar despierto, es volar con alas de ángeles,
que no se ven pero se sienten,
como el calor, como el frío, como el viento.
Bailar es una emoción diferente,
es única y transparente,
es despegarse de la Tierra,
es ser vida y existencia,
es ser música y sentido, es ser.
Simplemente ser.
Baila tu propia danza, como
el águila le baila a la montaña.
                           
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...